19/S ROSTROS DEL TERREMOTO

El sismo que sacudió a México, en el lente del fotoperiodista Enrique Rashide Serrato Frías.

Cirenia Dominguez: ¨solo le pido a Díos que nos ayude a seguir adelante¨.

Foto y texto: Rashide Frías

¡Hola a todos! Esta semana compartiré una serie de retratos de personas damnificadas que sufrieron los estragos del sismo registrado hace un año en diferentes partes de México.
El sismo de magnitud 7.1 registrado el pasado 19 de septiembre sacudió al país; miles de personas sufrieron los estragos del fenómeno natural siendo víctimas mortales. El municipio de Jojutla en el estado de Morelos fue uno de los más devastados: casas derrumbadas y decenas de personas en la calle, damnificados que perdieron sus hogares en espera de la ayuda prometida por parte del gobierno. Rostros de la tragedia que siguen en pie, en busca de regresar a su vida norma. Es un acercamiento personal en sus espacios más íntimos; testimonios que dejan cicatrices para la memoria.

Alfonso Nicolas: ¨estábamos sentados comiendo una tuna cuando empezó el movimiento y con la operación fue difícil salir; la andadera la aventaba pa’delante y se me hacía para atrás¨.
Amada Moran Brito: ¨se empezó a mover muy feo, si hubiera ido a apagar la estufa me hubiera muerto¨.
Familia: ¨vivíamos todos en esta casa: mis padres mis hijos y nietos; ahora no tenemos nada, pero nos tenemos a nosotros que es lo importante¨.
Mercedes Campos: ¨estábamos en los cuartos mis hijos y sentimos el movimiento espantoso y vimos como se vino la cocina para delante, las paredes para abajo y apenas alcanzamos a salir¨.
Tania Estudillo: ¨fue muy feo, terrible, nunca pensé que nos fuera a pasar esto; vi como se caía la barda de mi casa, por suerte me quede arriba y ya no pude bajar, eso fue lo mejor, sino hubiera quedado ahí¨.
Roberto Estudillo: ¨ahora cómo le vamos a hacer, nos agarro fuerte¨.
María Aurora: ¨yo estaba afuera de mi casa y cuando regresé fue una impresión muy grande ver todo destruido, pero gracias a Dios lo volveremos a levantar¨.
Gabriela Mena: ¨lo poco que tenía se derrumbó; solo me queda sonreirle a mi desgracia¨.
Abraham García: ¨estaba haciendo la limpieza, me agarre de unas puertas y alcancé a salir. Vi como se derrumbaba el techo y el bañito completo¨.
Marta Contreras: ¨yo me estaba bañando, y cuando salí mi casa ya estaba tirada¨.