Académica exige que acabe el proyecto partidista en la UAS*

Foto: Facebook

Dr. Juan Eulogio Guerra Liera

Rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa

Presente 

Me dirijo a usted de manera pública ante la imposibilidad de tener la oportunidad de exponerle lo siguiente de manera directa.

Desde agosto de 2017 y en decenas de ocasiones traté infructuosamente de que Rectoría firmara un oficio de autorización para el cambio provisional de responsable de mi proyecto de investigación Conacyt 255754, aprobado para una duración de 3 años. Era necesario puesto que el mismo Conacyt y la UAS me aprobaron un año sabático en la Universidad de Arizona que estoy concluyendo.

Por la reiterada negativa de Rectoría, Conacyt me ha informado que se requiere cancelar el proyecto y regresar el monto total.

Es lamentable que los pocos recursos externos que generamos los investigadores de la UAS se pierdan por decisiones políticas, pues tengo claro que la negativa a firmar esa carta fue por no ser parte de su proyecto político.

Ojalá y esto solo fuera un incidente. Se ha convertido en la regla, que ejecutan de forma sistemática la mayoría de los integrantes de su administración y directores de escuelas. Los perjudicados son una lista interminable: doctores jóvenes que concluyen sus estudios y no son contratados, investigadores que no participan en convocatorias por falta de cartas de rectoría, integrantes del Sistema Nacional de Investigadores que se jubilan y no pueden mantenerse por no ser afines al PAS. También se sacrifican en aras del control político a decenas de escuelas donde se impide que lleguen a directores verdaderos líderes académicos para poner a activistas del “proyecto”.

La contratación de profesores de por sí realizada en condiciones de precariedad laboral, privilegia a personas de poca calificación o incondicionales, rechazando incluso a profesores con doctorado o miembros del SNI, si son sospechosos de mantener amistad con académicos no gratos de su administración.

Esto es solo de un botón de muestra.

Lo llamo respetuosamente a que haciendo eco del gran cambio que viene ocurriendo en el país y Sinaloa, se retorne a una normalidad institucional.

El corporativismo y los excesos cometidos para concretar un proyecto político han fracasado rotundamente. El daño infringido a la UAS en estos años para encumbrar al partido de Héctor Melesio Cuen, ha sido en vano.

Es urgente un retorno a la institucionalización, que se reestructure la administración, que es controlada por personajes que se han enquistado por más de una década como el Secretario de Finanzas,  Manuel Lara Salazar; el Secretario General,  Jesús Madueña; el Director de Recursos Humanos, Ramón López Hernández;  el Director de Construcción y Mantenimiento, Jorge Pérez Rubio;  el director de Radio UAS, Wilfrido Ibarra;  el Coordinador de Planeación,  Ismael García Castro;  el Secretario Administrativo de Rectoría, Jesús Abel Sánchez, por mencionar algunos.

También debe renovarse la Comisión Permanente de Postulación que ha sido cómplice acrítica para imponer directores incondicionales de bajo perfil. Desde su creación, hace cuatro rectorados, están como integrantes Rafael Valdés, María Concepción Mazo, Pablo Piña, Martín Pastor Angulo, José Ángel López, entre otros. No debe nombrarse un director más con ese cuestionado organismo.

De la misma manera, nombrar nuevos integrantes del Tribunal Universitario para que lo ocupen personas que sirvan de verdad a la comunidad universitaria y no como un membrete encubridor de prácticas nefastas, porque si hubiera un Tribunal imparcial pudiéramos acudir a él personas como yo a quienes se nos conculcan derechos.

La lección que hemos dado la ciudadanía es contundente y lamentablemente la UAS ha quedado de espaldas a su realidad por lo que es necesario abrir una gran discusión para que el Congreso del Estado apruebe una nueva ley orgánica. Para que la comunidad universitaria tenga amplia participación, debe renovarse anticipadamente el consejo universitario e integrar uno nuevo, constituyente, con legitimidad, para que procese una reforma integral.

Dra. Ana Luz Ruelas Monjardín

Profesora de la Facultad de Estudios Internacionales y Políticas Públicas

 

*La carta se publicó hoy en el diario Noroeste, y se difunde en este medio digital con permiso de la autora. El título fue escrito por el editor. El contenido de la carta es íntegro.