‘La letal mordaza electoral’, columna Inter-diálogos del Colectivo de Periodistas Por La Paz

Por: Colectivo de Periodistas Por La Paz y la Libertad de Expresión

Un 4 de enero, más. ‘Feliz Día, colega, lo había olvidado’, comenta un periodista a otro en el puerto al anochecer. ¿Cuántos saben qué se conmemora dos días antes de partir la rosca de reyes en México? Esa fecha que evoca la muerte de Manuel Caballero, considerado el primer periodista en el país. Seguramente muy pocos. Pues bien, aunque haya quienes feliciten a los periodistas, siendo realistas, ¿hay motivos para celebrar?

Durante el 2017 en el mundo 81 profesionales del periodismo asesinados, 12 de ellos cometidos en esta nación, seguidos de Afganistán, Iraq  y Siria, de acuerdo con el informe ‘Kill Report’ de la Federación Internacional de Periodistas.

Para la organización Artículo 19, el 04 de enero ‘no se celebra, sino que se trabaja con miedo’ al registrar diariamente al menos una agresión contra comunicadores, contabilizando 112 periodistas muertos durante el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto,  prevaleciendo la impunidad en el 99.6 por ciento de los crímenes.

En el sur de Sinaloa, el Colectivo de Periodistas Por la Paz y la Libertad de Expresión documentó 18 agresiones y obstrucciones a la labor periodística en su informe anual correspondiente al 2017, siendo los alcaldes de Mazatlán y Escuinapa los más señalados.

¿Por qué insistir en ello? ¿Qué importancia tiene ahora? Pues bien, en un escenario en el que la recta más intensa de las ‘voraces’ campañas electorales está por arrancar, con este clima ‘hostil’ hacia la prensa y aderezando todo con la flamante Ley de Seguridad Interior que dicho por la misma ONU, mantiene bajo ataque el derecho a la libre expresión, hay un caldo de cultivo ya, para el surgimiento de potenciales agresiones hacia quienes ejercemos el periodismos día a día, en el que la intolerancia a la crítica será mayor.

La ‘guerra hambrienta’ por el poder ya comenzó. Lo ocurrido el miércoles, previo precisamente al Día del Periodista en la delegación Coyoacán, en  donde Ángel Bolaños Sánchez, reportero de La Jornada, resulta lesionado mientras daba cobertura a un acto proselitista de MORENA, en el que el descontrol imperó, presuntamente promovido por simpatizantes del PRD y funcionarios de la misma área en la Ciudad de México, es sólo un ejemplo de lo que probablemente se verá en otras entidades y Sinaloa no es la excepción.

Preocupa, que los periodistas no sólo son alcanzados por daños colaterales, sino también por ataques directos, quedando exonerados los responsables, al cobijarse en la impunidad que reina con más fuerza en  el norte del país, en  donde episodios de terror como el de los 12 disparos que arrebataron la vida de  Javier Valdéz en la capital del estado permanecen como un misterio sepultado por autoridades sin ganas de resolver. Como si el informar lo que algunos quieren mantener en la oscuridad fuera sinónimo de condena.

Entonces periodistas y ciudadanos: ¿existen motivos para celebrar?

https://www.facebook.com/periodistasporlapaz/

https://www.facebook.com/notes/periodistas-por-la-paz-y-la-libertad-de-expresi%C3%B3n/funcionarios-p%C3%BAblicos-los-agresores-de-periodistas/525046041209071/