Mazatlán inhabilita a ex alcaldes por caso Tiburonario: Higuera y Felton

Documentan daño patrimonial de 75 millones 803 mil 304 pesos.

Acuario de Mazatlán. Imagen: Google Street View.

Por rabiaytinta redacción

Los ex alcaldes panistas Alejandro Higuera Osuna y Carlos Eduardo Felton González fueron inhabilitados para desempeñar empleo, cargo o puesto en el servicio público por cinco años. La sanción fue impuesta y anunciada por la sindica procuradora, Lourdes Sarabia López, y es motivada por el colapso del Tiburonario del Acuario Mazatlán, ocurrido el 1 de febrero del presente año. Ambos son acusados de negligencia y omisión.

Por las mismas razones también fueron sancionados los ciudadanos Tito Loreto Rodríguez Corrales, Sergio Leonardo Wong Ramos y Lorenzo Larreta Estrada, los dos primeros ex directores de Obras Públicas municipales, y el último ex supervisor de Obras de referida dirección. A Carlos Venegas Arreola, Juan Antonio Durán Garzón y David Hafet Escobar Reynoso, los dos primeros ex directores de Planeación del Desarrollo Urbano, y el último actual director de dicha dependencia, también se les inhabilitó por tres años.

En un comunicado, el gobierno priista de Mazatlán dio a conocer que la síndico procuradora giró oficio al Órgano Interno de Control del Ayuntamiento para que se investigue a la actual administración de la paramunicipal, Acuario Mazatlán, la titular Mylai Quintero Beltrán y al ex servidor público Víctor Manuel Félix Bustamante. Tras el anuncio, Quintero Beltrán dio a conocer su separación del cargo.

La síndico procuradora explicó que en el dictamen del acrílico proporcionado por el norteamericano Paul J. Gramann, perito de la empresa The MadisonGroup, se determina que el acrílico colapsado presentaba una fisura originada por un elemento dentado, fisura que debió ser provocada al momento de su instalación, entre octubre y noviembre del 2016.

Sarabia López afirmó que quedaron debidamente acreditadas las conductas de omisión de los indiciados, pues en ningún momento comprobaron la expedición de las anuencias o licencias correspondientes, ni acreditaron cumplir con la obligación en la supervisión de la correcta ejecución de la obra del Tiburonario.

La construcción, se dijo, presenta problemas estructurales, que aunados con la fractura del acrílico provocaron el colapso, afectando el patrimonio municipal calculado en 75 millones 803 mil 304 pesos.