Militarización seguirá en Sinaloa por ‘tiempo indefinido’, advierte el gobernador

Por redacción rabiaytinta

Los integrantes de las Fuerzas Armadas, militares y marinos permanecerán en Sinaloa por “tiempo indefinido”, afirmó el gobernador del Estado, Quirino Ordaz Coppel. Por lo pronto no se puede prescindir de los elementos castrenses porque no se tiene ni suficiencias ni capacidades desarrolladas en las instituciones civiles, expuso.

“A mí me queda claro qué es lo que nosotros estamos haciendo; es construir, desarrollar, consolidar nuestra propia policía estatal para que cuando se requiera el apoyo del Ejército que siempre será muy valioso, de la Marina, de las Fuerzas Federales, vengan a coadyuvar precisamente en la falta de elementos que tenemos, lo tenemos que complementar de una manera”, declaró a la prensa durante una supervisión de calles en El Walamo, municipio de Mazatlán.

El mandatario expuso que se capacitan a policías para lograr corporaciones fuertes, equipadas con sistemas bien adiestrados. Mencionó que la depuración ha hecho que haya menos policías en Sinaloa, y esta escasez ha sido difícil de suplir ante lo complicado de los exámenes de control y de confianza.

“Por eso es importante la capacitación; el valorar muy bien las evaluaciones que se hacen porque también me parece que en muchos casos se ha caído en exageraciones, se han extremado las cosas”, dijo.

–¿Cómo en qué? –le cuestionó un reportero.

–Quizás en los requisitos también que se piden, los métodos, creo que hay que revisar también las metodologías, estarlas actualizando para no caer en esos extremos que a veces ha sucedido como en muchas otras cosas que a veces vienen a sobrereglamentar, creo que eso tampoco es conveniente –comentó.

–¿Y eso genera que ellos no pasen las pruebas de confianza?

–Es que tiene una gran cantidad de rechazados. Cuando han habido las convocatorias sí ha habido mucha gente que se inscribe, pero la cantidad de gente que se inscribe en relación a las que aprueban son muy pocos, entonces también llama la atención a veces que hay que revisar cómo están los exámenes, las evaluaciones.

–¿Ya hay alguien que se está haciendo cargo de eso?

 –Sí, hay un área de control de confianza, acaba de renovarse y una de las decisiones que hice precisamente en concordancia con el sistema federal porque yo lo he puesto sobre la mesa, en otras instancias, es que lleguemos a equilibrios porque también ni tan bueno es una cosa como la otra. Entonces, creo que tener bien las bases porque ocupamos policías confiables, honestos, que se preparen. Ese es el objetivo.