¿Puro Sinaloa o Puro Rollo?, columna de Guillermo Ibarra

Por Guillermo Ibarra

De arranque el gobierno del mazatleco Quirino Ordaz Coppel se puso por detrás de las expectativas que él mismo vendió a la población como candidato a la gubernatura de Sinaloa.

Apenas cumplió siete meses en el cargo y su desgaste político es el de alguien que está por concluir su mandato que terminará hasta 2021.

Quirino fue muy cuidadoso en su oferta política. Repetía como una cantinela que no iba a prometer lo que no podría cumplir. Que solo se propondría cosas que fuera capaz de hacer realidad. Por eso se enfocó en dos temas centrales: recobrar la seguridad pública y hacer un gobierno transparente con rendición  de cuentas.

La promesa no se cumplió.

Al rebasar los mil asesinatos en las estadísticas criminales del estado y luego de proponer la reforma a la Constitución Política de Sinaloa para realizar discrecionalmente la revisión de las cuentas públicas, los sinaloenses nos quedamos con las manos vacías. Y el gobernador mantiene mínima credibilidad puesto que estas dos demandas son las que más preocupan a los ciudadanos.

Parece una obra del teatro de lo absurdo.

Lo único que se atrevió a prometer es aquello a lo que renunció de inmediato a hacer, por temor, conveniencia o incapacidad. El impune asesinato de Javier Valdéz nos lo recuerda a diario.

¿Hacia dónde va Sinaloa? ¿Quién lo sabe?

Se está perdiendo nuestra cohesión social, que en Sinaloa todavía en 2014 no tocaba fondo, como parecemos estar ahora.

De acuerdo con el Consejo de la Unión Europea, la cohesión social es “la capacidad de la sociedad de asegurar el bienestar de todos sus miembros incluyendo el acceso equitativo a los recursos disponibles, el respeto por la dignidad humana, la diversidad, la autonomía personal y colectiva, la participación responsable y la reducción al mínimo de las disparidades sociales y económicas con el objeto de evitar la polarización” (Coneval, 2015: http://bit.ly/2ujQjEt).

Con el propósito de gestionar el riesgo que corre esta condición civilizatoria en nuestro país, INEGI levantó en 2014 la Encuesta de Cohesión Social para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia (ECOPRED), entre la población de 12 a 29 años de edad.

Un capítulo de la encuesta se realiza a nivel de ciudades y pregunta sobre el interés y las expectativas personales de los jóvenes, según la percepción que tengan sobre la facilidad para obtener en el futuro metas que son determinantes para mantener la cohesión social.

En el conjunto de ciudades de México, Culiacán aparece con indicadores aceptables, si tomamos en cuenta la enorme violencia, corrupción y desorden que padecemos.

Para ilustrar esto tomamos el caso de diez ciudades: Culiacán, Hermosillo, Monterrey, Mérida, Querétaro, Guadalajara, Tijuana, San Luis Potosí,  Aguascalientes y Tepic.

En la expectativa de “tener negocio o trabajo propio” en el futuro, la respuesta fue positiva en la mitad de los encuestados, ocupando el cuarto lugar en el grupo, superado solo por Hermosillo, Monterrey y Tepic.

En la pregunta sobre “estar casado y con hijos”, 75.8% respondió positivamente, estando Culiacán en el tercer lugar de este grupo

En “tener vivienda propia”, Culiacán ocupó el tercer sitio en respuestas positivas, sólo por debajo de Hermosillo y Monterrey.

En “vivir seguro en su colonia” ya aparece en quinto lugar, sin embargo 80% consideró que podía hacerlo, y Culiacán se encuentra por arriba en percepción de seguridad que Mérida, Aguascalientes, San Luis Potosí, Querétaro y Guadalajara.

Se tenía en 2014 a Culiacán, como una muestra de la sociedad sinaloense, con una cohesión social ligeramente arriba de otras ciudades con reputación de mayor tranquilidad en la vida pública.

Con un gobierno incapaz de combatir la violencia y la corrupción esto puede perderse y generar una percepción pesimista y resignada sobre el futuro, pues si el  gobierno se percibe derrotado es difícil mantener el optimismo.

Consciente de esta falta de liderazgo, el gobierno estatal lanzó la campaña de “Puro Sinaloa”, con el pretexto de acreditar al estado como una marca comercial.

Es una quimera. El mensaje no va dirigido a inversionistas, turistas o funcionarios del gobierno federal. Realmente va dirigida a los sinaloenses, a crear una narrativa de entusiasmo.

No es casualidad que se utilicen en los mensajes a las imágenes de los deportistas o a personalidades del espectáculo que trabajan frente a públicos que se olvidan de sus diferencias y condición social para disfrutar de un juego de futbol, un concierto o una pelea de box, lo cual permite “purificar las pasiones” como señalaba Aristóteles al referirse a la tragedia.

Con la propaganda de “Puro Sinaloa” difícilmente se logrará crear en los sinaloenses las expectativas que tienen los asistentes a un partido de béisbol de los tomateros.

Si lo que busca el gobierno de Quirino es provocar un júbilo similar y que nos olvidemos de los fracasos cotidianos ante la impunidad, no lo va a lograr.

Hay algo que están haciendo bien las autoridades, tratar de conseguir la mayor cantidad de recursos para obra pública que traerá importantes beneficios.

Lamentablemente a un gobierno se le califica por la ciudadanía por dos cosas prioritarias: que exista seguridad y se termine con la corrupción.

Si no pueden con ello, la gente pensará que este gobierno es “Puro Rollo”.

Población de 12 a 29 años por ciudad de interés y expectativas personales, según percepción sobre la facilidad para obtenerlas en el futuro octubre a diciembre 2014

Culiacán

Hermosillo

Monterrey

Mérida

Querétaro

Guadalajara

Tijuana

SLP

Aguascalientes

Tepic

Crecer en su trabajo o profesión

73,7

81,7

80,5

69,5

76,8

67,5

75,2

75,0

76,8

77,6

Ahorrar

71,6

72,8

76,4

68,5

73,9

67,7

66,2

69,0

73,6

73,6

Vivir seguro en su colonia

80,0

83,1

84,0

79,8

70,3

64,9

81,8

72,0

75,4

82,5

Dinero para gustos o diversión

67,1

78,4

76,1

67,2

71,7

65,6

73,2

69,7

68,0

68,1

Estar casado y con hijos

75,8

80,0

76,3

63,3

65,9

63,3

71,1

68,4

69,0

69,0

Tener vivienda propia

64,1

72,7

72,4

55,7

59,8

54,3

60,3

60,3

60,8

62,4

Tener negocio o trabajo propio

50,0

58,4

51,5

42,4

43,4

47,6

48,8

47,3

49,4

51,4

Fuente: INEGI. Encuesta de Cohesión Social para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia 2014 (ECOPRED). Tabulados básicos.

 

Captura de pantalla 2017-08-08 a las 8.18.22

 

 

 

Compartir
Artículo anteriorUn mexicano y un estadounidense crean corto gay animado
Artículo siguienteCon fuga de reos, asesinatos y robos justifican compra de drones en Sinaloa (contrato)
Profesor del doctorado en Estudios Regionales de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS). Doctor en Economía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Ha sido también profesor de la UNAM, ENAH, e investigador en las Universidades de Illinois en Urbana Champaign, Universidad de California Los Ángeles y Universidad de Texas en Austin. Su campo de docencia es desarrollo regional, estudios urbanos, economía política y estudios de la globalización. Ha publicado trece libros de autor y doce coordinados en estos mismos campos, así como cuarenta artículos de investigación. Ha asesorado 30 tesis de licenciatura, maestría y doctorado, Es integrante del Sistema Nacional de Investigadores desde 1994 y actualmente es nivel III. Tiene experiencia en gestión institucional como Director de la Facultad de Estudios Internacionales y Políticas Públicas de la UAS, secretario académico de la UAS, Secretario Ejecutivo de ANUIES (región Noroeste), presidente de la Asociación Mexicana de Estudios Canadienses e integrante del Internacional Council for Canadian Studies.