El ‘pequeño contrato’ de 331 mil pesos no afecta a la imparcialidad de Menchaca, concluye el Congreso de Sinaloa

Por Silber Meza

El diputado local priista de Sinaloa por el municipio de Guasave, José Menchaca López, no cayó en conflicto de intereses al aprobar la cuenta pública donde él mismo fue contratista, y que corresponde al primer semestre de 2016, concluyó el Congreso del Estado de Sinaloa. A través de un documento explicativo solicitado por periodistas en el que no se informa autor ni incluye membrete oficial, la Legislatura explicó que el contrato de Menchaca por 331 mil 362 pesos era muy chiquito como para afectar su decisión. “No afecta la imparcialidad del diputado Menchaca el pequeño contrato de prestación de servicios que celebró en el mes de enero de 2016, con el anterior Gobierno del Estado”, se lee en el documento.

La semana pasada rabiaytinta publicó que la empresa del legislador, Eléctrica y Grúas Menchaca, recibió 19 contratos que sumaron más de 15 millones de pesos de parte del gobierno del ex mandatario Mario López Valdez, alias Malova. Menchaca es el presidente de la Comisión de Fiscalización del Legislativo, y ahí votó para que los dictámenes de las cuentas de alias Malova se presentaran en sentido aprobatorio. Cuando la votación llegó al pleno, Menchaca volvió a votar a favor de la cuenta, y además la defendió.

Las cuentas públicas de López Valdez han sido duramente cuestionadas por la ciudadanía organizada del estado, e incluso por funcionarios del Gobierno estatal y diputados locales. Al final la cuenta pública del primer semestre de 2016 fue aprobada por diputados del Partido Revolucionario Institucional, Partido Sinaloense, Partido Verde y Partido Nueva Alianza.

ESTE ES EL ‘PEQUEÑO CONTRATO’

Contrato

Entre los argumentos de exoneración de Menchaca López se hallan los siguientes:

  • La Auditoría Superior del Estado no observó ninguno de los contratos que firmó Menchaca con el gobierno de Malova.
  • Se cumplió con la prestación de sus servicios y el pago del mismo.
  • No fungió como servidor público ni como funcionario dentro de la administración en el año 2016.
  • El gobierno del estado no fue el único cliente que tuvo en 2016, es decir, sus ingresos no dependían únicamente de los contratos con el Gobierno del Estado.
  • El supuesto conflicto de interés que manejan mediáticamente no tiene sustento en prueba alguna.

LEE AQUÍ EL DOCUMENTO QUE CIRCULÓ EL CONGRESO DEL ESTADO DE DE SINALOA

FullSizeRender-9

FullSizeRender-10