Se registra más desplazamiento forzado en Sinaloa; Estado hará un censo

La Noria, Mazatlán. Enero de 2013. Una de las comunidades que han sufrido de desplazamiento forzado.

Por redacción rabiaytinta

El desplazamiento forzado en Sinaloa no cesa. Esta semana se registró el más reciente de ellos: cientos de personas dejaron las comunidades serranas de La Petaca y Chirimoyos, en el municipio sureño de Concordia. Ante las amenazas y violencia del crimen organizado en las zonas rurales los pobladores han optado por dejar sus viviendas y pertenencias para salvar las vidas. Las fuerzas armadas han ayudado en el traslado.

Este problema lleva al menos unos ocho años, y es resultado de la disputa por el territorio de las bandas del narcotráfico y la ausencia del Estado. Ni los gobiernos del ex mandatario local Mario López Valdez, alias Malova, ni del ex presidente Felipe Calderón pudieron abatir el problema. Ante esto, el actual gobierno de Sinaloa sólo anunció un censo de desplazamiento municipal para conocer la problemática y canalizar apoyos sociales.

“El Ayuntamiento (de Concordia), la Secretaría de Desarrollo Social y el propio DIF (Desarrollo Integral de la Familia) haremos un censo real de la población desplazada, en qué lugar están ubicados, quiénes se encuentran con familiares, quiénes se encuentran en la ciudad de Mazatlán, en Villa Unión y en otras comunidades aledañas”, dijo la secretaria de Desarrollo Social del estado, Rosa Elena Millán Bueno.

A los desplazados se les ayudará con despensas y accesos a los comedores estatales, se informó a través de un comunicado oficial.

En Sinaloa se tiene registro de más de 5 mil desplazados internos por la violencia.

Aquí puedes conocer más del problema del desplazamiento forzado en la Sierra Madre Occidental.