Quirino también asignó escoltas a esposa e hijos de Malova

Mario López Valdez junto con sus hijos. Foto tomada de la página de Facebook del ex gobernador.

Por Silber Meza

El actual gobernador de Sinaloa, el priista Quirino Ordaz Coppel, no sólo aceptó asignarle escoltas al ex gobernador aliancista de Sinaloa, Mario López Valdez, alias Malova, también protegió a la familia del ex mandatario y a otros ex funcionarios.

Con recursos públicos se les asignó seguridad a la esposa de Malova, Sofía Carlón, y a sus hijos, esto según la respuesta a la solicitud de acceso a la información pública con folio 374217 realizada por rabiaytinta.

DA CLIC EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL PDF ORIGINAL

Fragmento de la respuesta de información realizada por rabiaytinta.com
Fragmento de la respuesta de información realizada por rabiaytinta

Con el título “Gobierno de Quirino oculta cuántos escoltas protegen a Malova”, este medio publicó el 9 de mayo pasado que el gobierno de Quirico Ordaz Coppel había asignado escoltas a López Valdez, sin embargo no se pudo conocer el número de agentes porque la Secretaría de Seguridad Pública consideró que esos datos debían de ser clasificados como reservados.

De acuerdo a la respuesta oficial Malova es el único ex gobernador de Sinaloa al que se le asignaron policías para su resguardo.

Hoy el periodico Noroeste Culiacán publicó que además de Malova también cuentan con escoltas Gerardo Vargas Landeros, ex Secretario General de Gobierno, y Genaro García Castro, ex Secretario de Seguridad Pública.

En los últimos meses se ha conocido que varios exgobernadores se encuentran indebidamente protegidos. Uno de ellos es el ex gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, de quien se conoció que contaba con 44 escoltas y 12 vehículos oficiales. En el cambio de gobierno, el nuevo mandatario Carlos Joaquín le retiró a Borge 34 policías y le dejó 10 a su disposición.

Se supo, además, que los exgobernadores de Tamaulipas con órdenes de aprehensión Tomás Yarrington y Eugenio Hernández tenían, respectivamente, 8 y 4 policías asignados.

En Sinaloa aún no se conoce con precisión el gasto y el número policías que cuidan a los ex funcionarios y a sus familias.