El cambalache de obra entre la SCT de Ruiz Esparza y el gobierno de Nayarit

El 5 de abril Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad publicó el reportaje La fraternidad que se apropió de obra pública en Nayarit, que exhibe a una red de funcionarios y ex funcionarios de la Secretaría de Obras Públicas del estado que entrega fallos a empresas que ellos mismos fundaron o que son propiedad de sus familiares. El monto detectado es superior a los 121 millones de pesos. En esta nueva entrega se revela que además de estos contratos, esta fraternidad dio obra a la empresa de un funcionario federal, amigo del gobernador Roberto Sandoval: el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de Nayarit, J Jesús Miramontes Lara. Casi a la par, Miramontes pagó con la misma moneda al contratar empresas ligadas a la fraternidad estatal, algunos sin licitación pública. Las transacciones acumuladas donde se han beneficiado mutuamente el funcionario federal y los locales pertenecientes a la fraternidad, incluidos sus círculos cercanos, rondan los 193 millones de pesos.

Roberto Sandoval, gobernador del estado de Nayarit y Gerardo Ruiz Esparza, Secretario de Comunicaciones y Transportes. Foto 2013. Agencia Cuartoscuro/Iván Stephens.

Por Silber Meza / Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad

Cuando Enrique Peña Nieto llegó a la presidencia de la República en 2012 lanzó un guiño a los gobernadores de su partido: les cedió la designación de los directores generales de los centros de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en sus estados. En Nayarit, el mandatario estatal Roberto Sandoval escogió a J. Jesús Miramontes Lara.

Diversos testimonios recogidos para este reportaje dan cuenta de que Miramontes Lara y Sandoval son amigos. Y consultado para este texto, el propio Miramontes así lo reconoció:

–¿Qué relación tiene con el gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval? –se le preguntó a Miramontes.

–Una relación institucional, y de amistad –respondió.

Y a lo largo de los años, el hoy gobernador y el hoy delegado han tenido además una relación profesional. Cuando Sandoval fue alcalde de la capital Tepic (2008-2011), Miramontes obtuvo varios contratos de obra pública municipales a través de su empresa GBF Contratos de Obra SA de CV. Más tarde, en 2012, se convirtió en presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción de Nayarit, y Sandoval asistió como invitado especial a la toma de protesta.

SandovalMiramontes
El gobernador del estado, Roberto Sandoval, durante la toma de protesta de Jesús Miramontes Lara como presidente de CMIC Nayarit en abril de 2012. Foto: Cortesía El Sol de Nayarit.

Se puede decir que con la designación de Miramontes al frente del Centro SCT, Sandoval tiene el control de casi todo el presupuesto en obra pública en su estado: por un lado tiene influencia en el gobierno federal, por otro el control del gasto local a través del secretario de Obras, Gianni Ramírez. Solo quedaría al margen de lo que los municipios decidan.

En esta investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad se documenta la entrega de contratos mediante los cuales, de facto, Miramontes Lara y Gianni Ramírez (y su fraternidad) llevan a cabo desde esferas gubernamentales un cambalache de obra pública, en beneficio de empresas en las que esos funcionarios tienen o tuvieron que ver directamente. El monto detectado en esas operaciones es por al menos 193 millones de pesos.

A continuación se detalla obra por obra cómo ha operado esa asignación cruzada de contratos.

Lee AQUÍ la investigación completa