Gobierno de Quirino oculta cuántos escoltas protegen a Malova

De izquierda a derecha, Quirino Ordaz Coppel y Mario López Valdez durante la transición de gobierno. Foto tomada del Facebook de Malova.

Por rabiaytinta

La Secretaría de Seguridad Pública del gobierno de Quirino Ordaz Coppel informó que Mario López Valdez (Malova) es el único exgobernador de Sinaloa que tiene escoltas pagadas con el erario, pero se negó a informar la cantidad de elementos asignados porque según la dependencia esto podría poner en riesgo la vida de los policías y del propio exmandatario.

A través de la solicitud de información 00337517 realizada por colaboradores de rabiaytinta, se pidió conocer el gasto y la cantidad de escoltas de los exgobernadores de Sinaloa Antonio Toledo Corro, Francisco Labastida Ochoa, Juan S Millán Lizárraga, Jesús Aguilar Padilla y Mario López Valdez. Del único que informaron que tenía seguridad fue de Malova.

En las últimas semanas se ha conocido que varios exgobernadores se encuentran desmedidamente o indebidamente protegidos. Uno de ellos es el exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, de quien se conoció que contaba con 44 escoltas y 12 vehículos oficiales. En el cambio de gobierno, el nuevo mandatario Carlos Joaquín le retiró a Borge 34 policías y le dejó 10 a su disposición.

También se supo que los exgobernadores de Tamaulipas con órdenes de aprehensión Tomás Yarrington y Eugenio Hernández tenían, respectivamente, 8 y 4 policías asignados. Esto provocó varios reclamos sociales porque los políticos garantizaron su protección personal y familiar, pero dejaron sus estados con altos niveles de violencia.

Reserva.Escoltas
Parte de la respuesta de la Secretaría de Seguridad Pública donde clasifica como reservada la información que se solicitó.

Entre la información que sí fue entregada por la Secretaría de Seguridad Pública de Sinaloa se lee que cada elemento policiaco le cuesta al Estado 11 mil 817 pesos, y que para la seguridad de Malova se asignaron dos vehículos: una camioneta Chevrolet Silverado, y una motocicleta Yamaha.

La respuesta de la Secretaría de Seguridad fue impugnada por este medio ante el órgano de transparencia de Sinaloa: la Comisión Estatal para el Acceso a la Información Pública de Sinaloa (CEAIP).