¿Like a gobernadores corruptos? Mejor: ‘Qué Poca’ o ‘Quién Pompó’

Foto: Twitter de Javier Duarte.

Silber Meza

Leo una nota en Facebook e intento usar los botones de expresiones pero no hallo ninguno que indique lo que quiero decir. Y me pasa sobre todo cuando veo las historias de corrupción de los gobernadores y ex gobernadores “de moda” en México.

No encuentro apropiado el uso del “Me Gusta”, del “Me Encanta”, del “Me Divierte”, del “Me entristece”, del “Me Enoja”, del “Me asombra”. Por eso he decidido proponer a Facebook México que agregue nuevos iconos que sean algo así como emociones para mexicanos. Sí, ya sé: los del “feis” son creativos y profesionales, pero si no les sobran las ideas, aquí les anoto cinco.

1. “Qué Poca”. Esta reacción puede usarse en casos como el de las empresas fantasmas de Javier Duarte, el prófugo ex Gobernador de Veracruz, o cuando este señor endeudó al estado, o cuando mandó agredir a periodistas, o cuando supimos de su megarancho, o cuando le quitó presupuesto a la Universidad, o cuando…

2. “Qué Virrey”. Esta expresión se puede utilizar con el ex Gobernador Roberto Borge de Quintana Roo. El ex-a Tec no sólo despojó de bienes inmuebles y cuentas bancarias a ejidatarios, empresarios y particulares mexicanos y extranjeros, sino que además vendió la mitad del patrimonio territorial del estado a su familia y amigos a precios de regalo, que en algunos casos no llegaron ni al 1% del valor comercial.

ce-jmtsueaa1hiq-jpg-large
José Antonio Meade y Roberto Borge. Foto Twitter de Roberto Borge.

3. “Quién Pompó”. Esto lo podemos decir de la presa que tiene Guillermo Padrés en Sonora, o del rancho con instalaciones refrigeradas para sus caballos, o de las 21 propiedades relacionadas a sus familiares y colaboradores, o de la escandalosa cifra de 8.8 millones de dólares en cuentas en el extranjero, o de los 450 caballos pura sangre, etc.

4. “Ay Papá”. Podemos usar esta expresión cuando conocemos el caso de César Duarte, el ex Gobernador de Chihuahua. Don César entregó más del 60% de la obra pública a sus cuates, claro: sin respetar las normas de licitación. Como Borge, César también vendió reservas territoriales a precios irrisorios, y como Javier Duarte de Veracruz, el Duarte de Chihuahua creo una red de empresas fantasmas. Y por si fuera poco, importó con dinero público cientos de vaquillas desde Nueva Zelanda para repartirlas…  entre él y sus cuates, ¡obvio!

5. “Q-ATM”. Este botón lo podemos usar al enterarnos que el ex gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú, asignó 12 policías para proteger a los dos ex gobernadores perseguidos por la DEA de Estados Unidos. Claro, a Tomás Yarrington y a Eugenio Hernández los busca Estados Unidos, pero México los protege y les asigna escoltas. El gobierno sabe dónde están, y no pasa nada porque simplemente no quieren que pase… ah, después de esta noticia, la PGR se vio obligada a perseguir a uno de ellos, a Yarrington. Descongeló una orden de aprehensión del 2012, y ahora ofrece 15 millones de pesos por información que ayude a su captura.

Los gobernadores parecen no tener límites. No por nada se han ganado el mote de virreyes. Pero los mexicanos estamos cambiando (lento, pero ahí la llevamos), y aunque sea en redes se ha elevado la exigencia para que caigan y sean castigados estos políticos corruptos.

Mientras esto termina de suceder, te pregunto: ¿se te ocurre algún otro botón que pueda agregar nuestro compa, Mark Zuckerberg? Sí es así: ¡échalo para acá!