El Chapo Guzmán no Save The Children

Por Silber Meza

Hay momentos en que la mercadotecnia mal hecha, esa que persigue el fin sin importar los medios, no sólo se jode a marcas con fines lucrativos y banda en general, también lesiona esfuerzos que ayudan a que mejore el entorno y la igualdad.

Por ahí del 15 de septiembre una amiga me obsequió una cartera de papel que simula estar hecha de billetes de “one dolar”, y que en su parte frontal aparece una foto del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo. El producto está atribuido a la empresa Moon Wallets, y al comprarla, según se lee en la parte posterior de la envoltura, se apoya a la niñez mexicana a través de la organización Save The Children.

El diseño original del billete de “one dolar” fue modificado, y entre los cambios claros están la foto de El Chapo como elemento gráfico principal, y leyendas que dicen: “The number one”, “In Chapo we trust”, “El mero padre del dólar”, y “Es nomás pa que se topen todos: públicos y privados”. En la parte interna, donde van los billetes (en mi caso: donde deben de ir los billetes), aparece una nueva leyenda de la organización de apoyo a menores, que dice: “¡Gracias! Tu cartera ya ayudó a la niñez mexicana”.

cartera3

De acuerdo a sus sitio web, Save the Children surgió hace más de 90 años como una respuesta humanitaria después de la Primera Guerra Mundial, cuando Eglantyne Jebb se dio a la tarea de consolidar un equipo multidisciplinario de expertos para trabajar a favor de las niñas y niños afectados por el conflicto. Se especializan en respuestas humanitarias, y centran la atención en necesidades especiales de la niñez.

“En México y alrededor del mundo, trabajamos día a día para brindar a las niñas y niños un buen comienzo en la vida, además de la oportunidad de aprender y de estar protegidos frente a la violencia o cualquier otro daño”, se lee en su medio oficial.

Sé que la organización tiene acciones excelentes, y que tal vez este tema de la cartera escapó de sus manos, y no merma su labor. De acuerdo. Aún así, es un tema tan grave que no podemos ni minimizarlo ni dejarlo de lado. Que la venta de una billetera con motivo de El Chapo ayude a apoyar a los niños es un despropósito. El señor de Badiraguato, pero sobre todo lo que él representa que es mucho más  que él mismo, ha causado un daño irreversible a la niñez mexicana y a la de buena parte del mundo. La droga que se distribuye en menores de edad destroza sus cuerpos, sus vidas, los vuelve zombis del consumo. Les resta oportunidades e igualdad de competencias. Los corridos del narco entonados por miles de menores de edad atrofian sus visiones del mundo. Los confunden. El narcocorrido marca una vida superflua e irreal basada en mentiras y estereotipos simples que atontan a generaciones.

Por eso no es poca cosa que se quiera salvar a la niñez con un veneno de este tipo. Lo siento, pero el fin no justifica los medios; lo siento, pero es imposible que El Chapo Guzmán Save The Children.

***Para esta columna llamé a Save The Children México. Dijeron que las carteras sí son parte de una campaña de financiación, sin embargo negaron conocer el caso de la de El Chapo, y prometieron informarse y comentarme. Eso fue el jueves pasado, y ya no hubo nueva comunicación.

cartera2

Ahora Save The Children autorizará diseños de carteras

ACTUALIZACIÓN DE INFORMACIÓN / 7 DE NOVIEMBRE DE 2016

Días después de publicar la columna, el lunes 7 de noviembre, obtuve respuesta de la organización Save The Children. Me dijeron que la alianza con Moon Wallets es real y busca beneficiar programas de la organización, sin embargo, la empresa no consultó con Save The Children los diseños generados.

La organización informó: “No fuimos notificados sobre el uso de estas imágenes en las carteras. La marca ya nos pidió una disculpa y de ahora en adelante nosotros autorizaremos los diseños en los que se utilice nuestra marca. Desconocíamos este y otros diseños, de lo contrario no lo hubiéramos autorizado”.

Enhorabuena por Save The Children México.