El Cártel de Sinaloa está dividido, y la familia de ‘El Chapo’ es la debilitada, afirman Hernández y Reveles con Carmen Aristegui

En CNN en Español se transmitió una entrevista realizada por la periodista Carmen Aristegui a sus colegas Anabel Hernández y José Reveles, ambos especialistas en temas dl narcotráfico. Reveles expone una posible división entre Ismael El Mayo Zambada García y Joaquín El Chapo Guzmán Loera. El problema viene por el papel protagónico no aceptado de los hijos de El Chapo en la organización; Hernández presume que se debe a que Alfredo Beltrán Guzmán, un sobrino de El Chapo e hijo de Alfredo Beltrán Leyva, alias El Mochomo, se enfadó con sus familiares y está originando una nueva batalla contra la familia directa de Guzmán en alianza con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), y Los Zetas. Hernández afirmó que “algo está pasando al interior del cártel de Sinaloa… es una guerra intestina dentro de la familia de Joaquín Guzmán Loera”, que presume un “verdadero debilitamiento de Guzmán Loera y puede tener consecuencias bastantes graves” en materia de violencia. La periodista que ha escrito varios libros de narcotráfico, como Los Señores del Narco, explica que en el restaurante donde fue el secuestro, el negocio La Leche, ubicado en Puerto Vallarta, Jalisco, no sólo se hallaba Jesús Alfredo Guzmán Salazar, sino también Iván Archivaldo Guzmán Salazar, hermano mayor de Alfredo. Sin embargo, Iván alcanzó a salir antes “por azares del destino”. Por su parte, José Reveles agregó que es claro que dentro del Cártel de Sinaloa hay “fuego amigo” porque a El Chapo y a su familia “los quieren sacar de la jugada”.