Alfredo Castillo, donde pone el ojo… ¡pone el desastre!

Alfredo Castillo. Foto: Facebook del político.

@rabiaytinta

Prácticamente no hay un cargo público que haya asumido Alfredo Castillo del que no haya salido con un manojo de problemas. Ha tenido cargos de procuración de justicia, de defensa del consumidor, de combate al narcotráfico, y ahora: de director nacional del deporte. Aunque en todos ha tenido conflictos, en todos ha sido perdonado por su amigo: el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

A continuación te presentamos los tres escándalos más representativos del hombre que se perfila a ser uno de los peores directores de la historia de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte en México.

1. Caso Conade

Los deportistas le reclaman que no llevó fisioterapeutas, pero cargó con su novia y modelo Jacqueline Tostado Madrid; que no tuvieron apoyos ni equipo, pero subió al avión a su masajista personal. Al caer la primera medalla, Castillo la presumió como si fuera de él, cuando el ganador, el boxeador Misael Rodríguez, tuvo que pedir dinero en las calles para poder viajar a los Juegos Olímpicos.

En cuanto Misael aseguró una medalla, Castillo se fotografió con él y subió la imagen a sus redes sociales; casi al mismo tiempo la federación de boxeo pidió que no se colgara la medalla, pero eso fue demasiado tarde.

El deporte mexicano está compuesto por federaciones, y Castillo se encargó de pelearse con ellas. A su llegada quiso tomar el control de sus direcciones pero no se lo permitieron. De esta dispuesta de poder y dinero los únicos que han resultado damnificados son los deportistas.

Ahora diariamente brotan peticiones para que Alfredo Castillo deje la Conade, a esta solicitud se han sumado diputados, deportistas, y hasta el ex presidente de México, Vicente Fox.

Fed de Boxeo

2. Caso Michoacán

Ante la crisis de seguridad que atravesó (y atraviesa) el estado de Michoacán, con los grupos del narcotráfico y el surgimiento de las autodefensas, el presidente Enrique Peña Nieto designó en enero de 2014 a Alfredo Castillo como comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral del Estado Michoacán.

Durante el periodo de Castillo, Michoacán se convirtió en el segundo estado más violento del país, crecieron los índices de secuestro y extorsión. Benefició a grupos de autodefensas relacionados con el crimen organizado, como Los Viagras, y hostigó al líder social, José Mireles.

En una grabación difundida por Servando Gómez Martínez, “La Tuta”, líder de los Caballeros Templarios, denunció que Castillo apoyaba a otros delincuentes.

El fin de su encomienda se dio en enero de 2015, cuando los candidatos a gobernadores de del PRI, PAN y PRD se pronunciaron por eliminar la figura de autoridad que representaba Castillo.

3. Caso Paulette

Castillo fue el director de la investigación del Caso Paulette, una niña de 4 años que se reportó desaparecida en Interlomas, una de las zonas habitacionales más caras de México. La desaparición de la menor fue altamente conocida, los padres y los funcionarios cayeron en contradicciones, buscaron a Paulette por todo el edificio y por buena parte de México, para al final declarar que la niña estaba muerta y que nunca había salido de la cama de su habitación. La versión oficial fue que la menor quedó en un hueco de la cama y que nadie la detectó a pesar de que sus familiares durmieron en ella. Esto generó una crítica fuerte e incredulidad de parte de la sociedad mexicana.

El escándalo fue objeto de burla en la película “La Dictadura Perfecta”, donde incluyeron una parodia representada por “las niñas Garza”.

Aún así, Alfredo Castillo se acercó más al entonces gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, y se convirtió en Procurador General. Ese fue el inicio de una larga historia de desatinos de Castillo que ya han cobrado vidas… y ahora medallas olímpicas.