En Sinaloa tienen hambre los que son flojos, afirma el gobernador Malova

El gobernador Malova en conferencia de prensa en la ciudad de Los Mochis, Sinaloa. Foto: gobierno de Sinaloa.
Los 40 mil sinaloenses que viven en pobreza extrema, que no tienen siquiera para alimentarse, están en esa condición porque son flojos, afirmó el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, mejor conocido como Malova.
El político y empresario ferretero, que en repetidas ocasiones ha reconocido su origen de baja condición económica, dijo que Sinaloa es un estado rico en alimentos, así que el que padece hambre es porque no se atreve a meterse al mar a pescar, o a una huerta a sustraer una fruta o un vegetal.
–Gobernador, sobre el tema de los resultados de INEGI que hay 822 mil pobres en Sinaloa, 40 mil sin nada que comer. Estamos en un estado productivo y ya quedan pocos meses para terminar su administración, ¿algo que se vaya a implementar para mejorar estas cifras? –Le preguntó un reportero durante una entrevista en la ciudad de Los Mochis, municipio de Ahome, Sinaloa.
 Reconocer que por primera vez en México se ha implementado un programa contra la pobreza, por primera vez se reconoce que tenemos ese flagelo y por primera vez se le ha puesto recursos. Hay un programa nacional contra el hambre, donde se han puesto comedores, donde se ha incluido en algunos programas de apoyo a personas vulnerables y eso es triste, que la gente no tenga satisfecho cuando menos la primera necesidad de alimentación. En ese sentido, siendo Sinaloa líder en producción de alimentos es todavía más lamentable. Aquí, el Estado junto con la Federación y los municipios, hemos entregado más de cien millones de apoyos entre despensas, desayunos calientes y desayunos fríos. Los bancos de alimentos están haciendo también su aportación. Los DIF municipales, SEDESOL federal, en fin, creo que el combate al hambre es una tarea de todos, sin embargo eso es en las mediciones. Aquí en Sinaloa podríamos decir que el que se va al mar saca un pescado, el que se mete a una parcela agarra un elote, el que se mete a una huerta agarra un  mango o agarra una guayaba o agarra una rama y se prepara un quelite. Pero en las mediciones técnicas del INEGI nos deja, aunque en las realidades mucha gente sí tiene que comer –respondió el mandatario encargado de determinar la política pública sinaloense que afecta a casi 3 millones de habitantes.
 
–¿No comparte esos números, no son tan reales entonces, gobernador?
 En las cuestiones técnicas sí habría que aceptarlas, habría que trabajar y habría que sumarnos todos, pero en la realidad dicen que en México no estudia el que no quiere y aquí en Sinaloa tiene hambre el que es flojo.

NOTA: La cita textual de la entrevista se basa en la versión estenográfica enviada por la oficina de comunicación social del Ejecutivo local.