Presidencia oculta las encuestas sobre la gestión de Peña Nieto; las considera información reservada hasta 2018

Enrique Peña Nieto en un evento de la Semana Nacional de Transparencia/ Foto: www.gob.mx

Por @rabiaytinta

La Presidencia de la República -con aval del Instituto Nacional de Transparencia (INAI)- reservó por todo el sexenio de Peña Nieto, las encuestas de opinión y los estudios cualitativos que mandó elaborar Presidencia de la República en 2013, al inicio de esta administración, sobre temas de seguridad, reforma energética y política social, entre otros.

La primera petición para conocer sobre los estudios de opinión se realizó en agosto de 2013 bajo el folio 0210000111313. Se pidió las encuestas, estudios de opinión, estudios cualitativos y todo aquel instrumento de medición de la percepción en la opinión pública sobre diversos temas de actualidad. En ese entonces en la agenda política estaban las reformas estructurales que se desahogarían mediante el Pacto por México, como la energética, fiscal, de telecomunicaciones y educativa.

La Presidencia negó el acceso a las encuestas y clasificó la información como reservada hasta julio de 2015 porque la información constituía parte de los insumos permanentes de los procesos deliberativos que en ese momento (mediados de 2013) llevaba a cabo la oficina de la Presidencia de la República para la definición de las políticas y estrategias fundamentales del Ejecutivo federal.

Dichas estrategias tenían que ver con los distintos escenarios políticos, económicos y sociales del país. Las encuestas y estudios cualitativos permitirían construir un panorama integral sobre el acontecer nacional a efecto de definir la agenda nacional, la elaboración de políticas públicas y su implementación para la toma de decisiones del presidente, se explicó. Si se daba a conocer esa información se podría causar un prejuicio al Gobierno de Enrique Peña Nieto.

El INAI -en ese entonces IFAI- le dio la razón a Presidencia y falló a favor de que la información se clasificara hasta julio de 2015 o cuando se extinguieran la causas que dieron origen a dicha reserva.

PROMULGACIÓN DE REFORMA CONS EN MAT DE TRANSP
El Presidente durante la promulgación de la reforma constitucional en materia de transparencia en 2014/ Foto: Gobierno federal

Un gobierno de puertas cerradas

En agosto de 2015, se volvió a realizar la misma solicitud de información explicando que ya había vencido el plazo de reserva y por ende ya se podría tener acceso a los insumos de opinión. Sin embargo, Presidencia reclasificó los datos bajo su resguardo y amplió el plazo. La información –si no la vuelven a clasificar- estará a disposición de los ciudadanos hasta finales de 2018, una vez que concluya el mandato de Enrique Peña Nieto.

El solicitante -colaborador de este medio- puso nuevamente un recurso de revisión ante el INAI argumentando que Presidencia intentaba frenar el acceso a la información porque había vuelto a clasificar datos que ya había reservado. Sin embargo, el órgano de transparencia votó en contra del ciudadano y reafirmó la respuesta de la dependencia gubernamental. La revisión del recurso 4357/15 duró casi nueve meses en el INAI. Pese a que se presentó en agosto de 2015, el organismo notificó la resolución apenas hace dos meses.

Pese a que las encuestas y estudios son sobre sucesos ocurridos en 2013, el INAI afirmó que todavía los hechos que se plantean en las bases de datos –a 3 años de distancia- eran insumos necesarios que utilizaba Presidencia para la toma de decisiones.

“Subsisten las causas que dieron origen a su clasificación, toda vez que es información fundamental, vigente y de uso permanente durante la presente administración para la toma de decisiones estratégicas”, argumentó el comisionado Óscar Guerra Ford en su ponencia avalada por la mayoría del Pleno.

Según la explicación que se da en la resolución del Instituto de Transparencia, los estudios de opinión pública de 2013 seguían siendo utilizados por los funcionarios de la oficina de Presidencia en diversos procesos deliberativos para el desarrollo o redefinición de políticas públicas, determinar la agenda del Gobierno, establecer objetivos o reorientar los trabajos del Gobierno Federal, se destacó en la justificación.

Según Presidencia y el INAI, si se diera a conocer la opinión de los mexicanos sobre las decisiones y las políticas implementadas por la administración de Peña Nieto se permitiría a los posibles actores interesados anticipar escenarios de las políticas públicas o decisiones de gobierno que se busquen definir a partir de la aplicación de la información de referencia.

“Dichos estudios constituyen parte esencial de la materia prima que se utiliza para determinar estrategias de planeación o redefinición  de políticas públicas en temas coyunturales y prioritarios como son la seguridad pública, economía y política social”, se lee en el documento.

En otra solicitud se pidieron los estudios hechos por la Coordinación de Opinión Pública en 2014 y 2015 y también fueron negados.