El Chapo no será un soplón, dice su abogado

Por @rabiaytinta

Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, será extraditado a los Estados Unidos, eso es un hecho. El lapso dependerá de la pericia de los abogados del narcotraficante, pero sobre todo de los acuerdos a los que lleguen el líder del Cártel de Sinaloa y el gobierno estadounidense.

A Guzmán Loera lo rodea una historia de traiciones con quienes han sido sus aliados: se confrontó con la familia Arellano Félix (Cártel de Tijuana) por el control de una parte de Sinaloa y por la codiciada frontera de Baja California; se tramó en un cruel y sádico desencuentro con los Carrillo Fuentes (Cártel de Juárez) para ganar el control de la frontera de Chihuahua, y la más reciente: se despedazaron con sus antiguos aliados y familiares, los hermanos Beltrán Leyva. Ambas familias son originarias de la sierra de Badiraguato, Sinaloa.

A pesar de estas historias, el abogado de El Chapo, José Refugio Rodríguez, asegura que en caso de llegar a un acuerdo con el gobierno de los Estados Unidos, su cliente no será un soplón –o sapo, como se le conoce en Colombia–.

“Hasta este momento se descarta que vaya a hablar de otras personas como testigo protegido, o a colaborar con la justicia americana para la aprehensión de otras personas”,  expone el defensor.

El litigante afirmó que de lograrse un acuerdo, Guzmán Loera se declararía culpable de los cargos que le imputa el gobierno estadounidense.

“Todos en México tenemos conocimiento que personas que se han ido a Estados Unidos han logrado convenios muy satisfactorios para ellos”, dice.

El defensor calcula que el proceso de extradición podría tardar de uno a tres años.

Escucha el Audio1, aquí:

El representante legal del criminal comenta que la condición de salud de El Chapo ha mejorado ahora que fue trasladado al penal de Ciudad Juárez, Chihuahua. Lo único que le resta a Guzmán, expone su defensa, es regularizar la visita familiar y la de su abogado.

Escucha el Audio2, aquí: