El espionaje telefónico en el proceso electoral de Sinaloa tiene su origen en el gobierno estatal, opina académico. #Elecciones2016

En las elecciones de Sinaloa se han filtrado varias grabaciones telefónicas ilegales, producto del espionaje telefónico entre políticos.

Por @rabiaytinta

Las grabaciones de espionaje telefónico en las campañas de Sinaloa están brotando intempestivamente. En la última semana, al menos tres escuchas ilegales que perjudican a los candidatos del PRI al gobierno estatal, Quirino Ordaz Coppel, y a la alcaldía de Mazatlán, Fernando Pucheta, fueron dadas a conocer. Las intervenciones son ilegales, y aunque es muy complicado conocer sus orígenes, para expertos en temas electores y políticos, como el académico Ernesto Hernández Norzagaray, columnista en SinEmbargo, Río Doce y Noroeste, es claro que provienen de los propios sectores priistas inconformes anclados en el gobierno estatal, del aliancista Mario López Valdez, Malova.

Norzagaray comenta que las candidaturas del PRI fueron repartidas entre los grupos internos del partido, y como algunos políticos no quedaron conformes con las designaciones ahora buscan golpear con grabaciones a los candidatos que les resultan incómodos, como es el caso de Fernando Pucheta.

“Cuando hablo del PRI estatal incluyo al grupo gobernante, es decir, tendríamos un abanico de intereses expresados y que a la hora del reparto de nominaciones a alcaldes y diputados evidentemente se generaron tensiones entre ellos”, explica en su análisis realizado para rabiaytinta.

Los videos que han sido publicados exhiben a Fernando Pucheta, candidato a Alcalde de Mazatlán, charlando con diversos actores políticos del PRI. El político se queja de la falta de apoyo de su partido hacia su candidatura, e incluso rechaza aparecer en anuncios espectaculares con el candidato a gobernador, Quirino Ordaz Coppel.

Otro video es el que muestra a Sergio Torres, Alcalde de Culiacán, ofreciendo a Ordaz Coppel recursos públicos para movilizaciones electorales.

El 3 de mayo pasado, rabiaytinta informó sobre una encuesta de Parametría donde se asegura que el 67 por ciento de los mexicanos consultados cree que es común que los políticos se espíen entre ellos. Sólo tres de cada 10 (el 26 por ciento), dicen que dichas prácticas son “poco” o “nada comunes” en México.

Encuesta de Parametría sobre el espionaje político en México.
Encuesta de Parametría sobre el espionaje político en México.