En un mes vence el plazo legal y el 95% de los policías no están capacitados para el nuevo sistema de justicia penal

Imagen: Gobierno de Coahuila

Por @rabiaytinta

En un mes entrará en función el nuevo sistema de justicia penal acusatorio que busca ser más eficiente en la persecución de los delitos y garantizar el respeto a los derechos humanos de las personas involucradas en los mismos, pero en todas las entidades del país aún falta por capacitar a nueve de cada diez policías, revela un informe del Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC).

Los agentes de seguridad constituyen un actor clave en el nuevo sistema ya que se trata del primer vínculo del ciudadano con el proceso de justicia y de la institución encargada de llevar a cabo la investigación de los delitos. De acuerdo con un estudio del CIDAC el estado de fuerza estatal y municipal total es de 351 mil 567 elementos, y para diciembre de 2015 apenas se había capacitado a 17 mil 702 policías en el sistema penal acusatorio. Es decir apenas un 5%.

El costo calculado para capacitar a los policías pendientes es de aproximadamente 271 millones de pesos. El centro de investigación expone que la capacitación es un tema prioritario dentro del proceso de implementación del sistema penal porque una vez lograda la meta ésta se traducirá en un mejor desempeño de los operadores del sistema de justicia.

También, apunta el reporte, se presenta un rezago importante en la capacitación a los policías de investigación que dependen de las fiscalías y serán los encargados de desarrollar una corporación que investigue de forma científica y eficaz los delitos. “Un alto porcentaje de policías de investigación están ausentes, y si no se atiende esta deficiencia difícilmente se podrá cumplir con el mandato del artículo 20 constitucional”.

De acuerdo con los cambios constitucionales aprobados en 2008 la investigación de los delitos corresponde a las policías, las cuales actuarán bajo la conducción y mando del Ministerio Público en el ejercicio de esta función. Actualmente el rol es inverso. Históricamente los Ministerios Públicos se han hecho cargo de la investigación de un delito y existe resistencia a trasladar esta función a las policías para únicamente dirigirla.

“Para garantizar una investigación de calidad es necesario lograr modificar esta tendencia con el objetivo de que las policías se hagan cargo de los actos de investigación y los ministerios públicos se encarguen de integrar los elementos jurídicos de la misma. Lo anterior, solo será posible si se fortalecen las capacidades de las policías para poder llevar a cabo actos de investigación”, se expone.

Los estados con el mayor rezago de capacitación en cuanto a policías de investigación son el Estado de México y Veracruz. En cada una de estas entidades aún falta por capacitar a 1,500 elementos.

Según el CIDAC la transición del sistema tradicional al acusatorio ha sido tan lenta e ineficiente, que si se mantiene el ritmo de implementación que han mostrado las entidades federativas desde 2013, llevará en promedio unos once años alcanzar el nivel óptimo para que el sistema de justicia penal opere de manera eficaz y adecuada.

El 18 de junio de 2008 se aprobó la reforma constitucional en materia de justicia penal y de seguridad que planteaba la transformación de fondo del sistema de justicia penal y de todo su andamiaje, para dar paso a uno de corte acusatorio adversarial. Esto significaba dejar atrás un anquilosado y probadamente ineficiente sistema inquisitorio.