Sentencian a 19 implicados en caso GuarderíaABC; prima de Margarita Zavala no iría a prisión

Margarita Zavala, aspirante a presidenta de México. Foto: m-zavala.com

Por @rabiaytinta

Un juzgado federal dictó sentencias condenatorias en el caso de la Guardería ABC en contra de 19 de los 22 implicados. El fallo impone una pena de 28 años de prisión a Sandra Lucía Téllez Nieves y Antonio Salido Suárez, dos de los dueños de la instancia infantil. La primera tenía el cargo de representante legal y el segundo era secretario del consejo de administración. En la resolución no se hace mención a los otros tres dueños: Marcia Gómez del Campo, prima de la panista Margarita Zavala de Calderón; Alfonso Escalante Hoeffer y Gildardo Urquídez Serrano. Tampoco se involucra al anterior Alcalde de Hermosillo, Ernesto Gándara Camou, ni al ex Gobernador de Sonora, Eduardo Bours Castelo.

Escalante Hoeffer actualmente es tesorero de la Unión Ganadera Regional de Sonora, una agrupación que incluye a productores, rancheros y ganaderos de la entidad. Gómez del Campo ha mantenido un perfil bajo a raíz del incendio y pocas veces aparece en alguna sección de sociales de los periódicos locales; Urquidez Serrano no ha vuelto a ocupar un cargo público ni político. Durante la campaña del priista Alfonso Elías Serrano a la gubernatura de Sonora en 2009 fungió como coordinador de enlace empresarial y previamente había sido secretario de finanzas durante el gobierno de Eduardo Bours Castelo (2003-2009).

En el fallo del Juzgado Primero de Distrito en el Estado de Sonora se absuelve a las tres supervisoras de zona de guarderías del IMSS: Irene Botello Amante, Yadira Barreras e Irma Crescencia Díaz. Los otros 19 condenados son funcionarios públicos municipales, estatales y federales, entre ellos el ex delegado del IMSS en Sonora, Arturo Leyva, que ya había estado en prisión y salió bajo fianza.

El incendio ocurrido en la guardería ABC en Hermosillo, Sonora, el 5 de junio de 2009 conmocionó a los mexicanos. Es considerada la mayor tragedia infantil en el país. Ese día, la instancia infantil fue arrasada por un incendio donde murieron 49 niños y más de 100 resultaron lesionados. Con el paso de las investigaciones se descubrió que la instancia operaba en pésimas condiciones de seguridad. No contaba con salidas de emergencia y el techo estaba construido con material flamable.

El Movimiento Ciudadano por la Justicia 5 de Junio, integrado por padres cuyos hijos fallecieron en el incendio, han señalado que los cinco socios son responsables y deben ser juzgados porque de manera irresponsable instalaron la guardería en una nave industrial y no contaba con el personal suficiente para atender a los menores. Además omitieron exponer que en las inmediaciones del local había una llantera que representaba un peligro. “Los dueños de la guardería nunca se han responsabilizado de los daños causados a las víctimas”, expusieron hace tiempo en un comunicado.